La modificación que ampliaba el plazo de duración a 5 años y limitaba las fianzas ha tenido una vigencia de 35 días, al no haber sido convalidado el Decreto Ley publicado en el BOE el pasado 18 de diciembre.

Al no convalidarse la nueva norma, los contratos de arrendamiento de vivienda firmados entre el 18 de diciembre de 2018 y el 22 de enero de 2019 están sujetos a un “régimen especial”, dado que los contratos firmados durante la vigencia del Real Decreto se acogen a lo establecido en el mismo.

Por el contrario, los contratos anteriores y los que se firmen a partir de hoy se regirán por la legislación que había anteriormente, la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Las principales modificaciones en los contratos de arrendamiento que fijaba la norma no convalidada se referían al plazo de duración, pasaban de 3 a 5 años, 7 para el supuesto de arrendador persona jurídica y a la limitación de la fianza que podía solicitar el arrendador, máximo a dos mensualidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *