Consecuencias de la inscripción con la nueva reforma de la L.A.U.

la Ley 4/2013 de 4 de Junio, de medidas de flexibilización del mercado del alquiler de viviendas (en vigor el 6 de junio de 2013), ha supuesto una importante y profunda modificación de la L.A.U.

Tal vez el aspecto más importante de esta reforma (no el único) esté en las consecuencias que se derivan de la inscripción o no del contrato de arrendamiento de viviendas en el Registro de la Propiedad, cuya inscripción, obviamente, es voluntaria. Veamos lo más relevante:

Seguir leyendo