La primera transmisión de plazas de garaje

Las plazas de garaje, al otorgar la escritura de división horizontal del edificio, se pueden organizar de dos formas:

a) configurando cada plaza por separado como elemento independiente con su cuota respectiva en los elementos comunes del conjunto, o

b) configurando la zona que alberga todas las plazas de garaje como un único local independiente para luego vender las distintas plazas de aparcamiento como cuotas indivisas del local, atribuyendo a cada cuota indivisa el uso exclusivo de una determinada plaza de aparcamiento.

Seguir leyendo